jueves, abril 18, 2013

No es lo mismo Facebook que Twitter, y menos, que Linkedin | Uso inteligente de las redes sociales virtuales

Hombre que no! no es lo mismo. Estoy en todas las redes sociales todos los días !!

No es lo mismo Facebook que Twitter, y menos, que Linkedin. Quizá +Google (el signo + antes y no después) integre algo de las tres. El tiempo nos dirá cuáles se unirán y cuáles continuarán en el mercado de las redes sociales.
Pero por ahora no. No es lo mismo.

Facebook es una red social que comienza a tejerse entre familiares y amigos cercanos. Es sorprendente cómo éste programa logra conectar con personas que creíamos que nunca más sabríamos de ellas. A los que ya tenemos más de 40 años nos divierte encontrar aquel amigo del colegio, 30 años después de no verlo. ¡Parece que fue ayer!.

Como personas naturales, Facebook, bien utilizado, es una réplica virtual del usuario inscrito. Allí se encuentran fotos, vídeos y un sin fin de aplicaciones maravillosas para dejar huellas virtuales por todas partes del mundo. También están los familiares y amigos -y la agenda de cumpleaños- y  los intereses personales señalados, públicamente, en los famosos "Me gusta". Como personas jurídicas, Facebook, bien utilizado, es la mejor herramienta para promocionar productos mediante el  "voz a voz", mecanismo que  induce a adquirir bienes o servicios recomendados por personas conocidas.

Después de entender la inmensa capacidad para hacer negocios que resulta de conectar y acercar  a las personas, Facebook permitió la conformación de grupos de encuentro y discusión virtual sobre temas de interés de las comunidades conectadas en su red. El famoso algoritmo de las 150 personas le indica a la Red que quién tiene más de 1.500 amigos, o es una persona pública y reconocida o es o negocio, con o sin ánimo de lucro. Así de fácil.

Y la promoción cuesta. La gratuidad es para aquellos que utilizan las redes sociales como instrumento de comunicación entre familiares, amigos y colegas. Los que de alguna manera buscan lucrarse con un perfil de usuario de Facebook, sin tener en cuenta las condiciones de la Red, son debidamente avisados con tiempo sobre los costos que debe asumir para permitirle continuar usando el perfil de usuario y quien pasa de alto la advertencia es "sancionado" mediante la cancelación del perfil de usuario -grave cosa. De manera tal que obligan a los desprevenidos usuarios emprendedores de negocios virtuales a migrar a páginas temáticas o empresariales con un pago obligado por publicidad en la Red Facebook.

Para aquellos inteligentes empresarios innovadores que conocieron la importancia de separar los perfiles de usuario de las páginas de negocio para evitar la cancelación de las cuentas personales, les tengo la siguiente noticia: antes de llegar a los 500 "Me gusta" recibirán la notificación de que la difusión de sus actualizaciones de estado en los muros de sus páginas bajará a menos del 7%  si no se acogen a las políticas de pago por publicidad. Y ya hay alguno que otro avispado que se dio cuenta que el 93% restante sólo puede consultarse si se tiene clasificada la página temática o empresarial en listas de interés.

No se preocupen. El algoritmo de Facebook los encontrará tarde que temprano y les hará pagar por la publicidad que generan en la Red.

Twitter es otra cosa. Se sigue a quien se quiere seguir. Se bloquea a quien molesta. No es complicado. La norma fundamental: 140 caracteres. Pero hay reglas de etiqueta. Nos han enseñado a los @usuarios que mandar 300 tuits al día cansa a cualquiera, que los #hashtag sirven para resaltar temas, que sólo tienes derecho a 10 #Listas y que debes crearlas despacio y sin prisa. También, que los @fake son reales pero @engañosos, que los @inactivos son como si no existieran pero que sí cuentan para el algoritmo de Twitter que #bloquea el seguimiento de otras cuentas @interesantes en una proporción de 1000 por 1000. Podrás seguir a más de 1000 @cuentas cuando te sigan 1000 a ti. Podrás seguir más de 2000 cuando te sigan 2000 a ti. Las $cuentas claras.

La potencialidad de Twitter es enorme. Y @quienes lo saben ya #pagan publicidad, #controlan las cuentas @falsas, tienen un sello #azul al lado de su @nombre y se te meten a tu time line cuando menos lo esperas.

A Linkedin llegan todos los profesionales desempleados que se conectan primero con sus amigos de Facebook y sus contactos de correo electrónico. Luego, tímidamente, con ex compañeros de trabajo. La mayoría se desconecta de la red una vez han encontrado ingreso seguro. -Gran error-. Bien usada, la Red  Linkedin es una fuente de actualización  e innovación profesional  y no una bolsa de trabajo.

Insisto. Linkedin es una red profesional. Por eso no se cuelgan fotos en vestido de baño ni bailando sobre las mesas. Las cuentas ficticias, ficticias son. Si tu correo electrónico es algo así como osito69@hotmail.com es seguro que logres encontrar empleo para promocionar suavizantes de ropa. Sólo puedes pertenecer a 50 grupos -que ya es un montón- y publicar 25 actualizaciones al día.

¡Te imaginas si todo esto además estuviese ligado a tu perfil personal?


Ten cuidado con lo que publicas


Las redes sociales, virtuales, son un reflejo de nosotros. Bienvenidas las mejores prácticas.